Preservación de la fertilidad

Esta técnica consiste en la congelación de óvulos o de semen para su posterior utilización con el fin de atrasar la gestación a otro momento más adecuado.Se aconseja la preserrvación antes de los 35 años, sobre todo en las mujeres. Las principales indicaciones son:

Sociales:
  • Deseo propio
  • Trabajo
  • Retraso en la maternidad
  • Ausencia actual de pareja
Médicas
  • Enfermedades que contraindican el embarazo en el momento actual
  • Tratamientos incompatibles con el embarazo
  • Quimioterapia
  • Radioterapia